Objetivos específicos de aprendizaje.

La renovación pedagógica que motiva la implantación del sistema europeo de créditos hace del aprendizaje autónomo el centro del nuevo modelo educativo, objetivo que requiere de la implantación de estrategias metodológicas específicas.

En este sentido, se pondrán en práctica una serie de principios de procedimiento consensuados por el equipo de profesores que permitan que la práctica educativa esté orientada y guiada por los criterios y principios que sustentan el Espacio Europeo de Educación Superior. Sin ánimo de ser exhaustivo, a modo de ejemplo, mencionamos los siguientes:
  • Facilitar oportunidades para que los estudiantes se involucren activa y responsablemente en sus procesos de aprendizaje, por ejemplo, a través de un currículum negociado.
  • Promover la elaboración y reflexión de ideas propias de modo que los estudiantes generen un pensamiento crítico y fundamentado como base de su futuro desarrollo profesional (a través de una serie de actividades y con el apoyo de recursos presenciales y virtuales).
  • Crear entornos de aprendizaje que fomenten el encuentro y el diálogo mediante debates y discusiones, exposiciones verbales y escritas, trabajo cooperativo, participación activa de los estudiantes, etc.
  • Fomentar y respetar la diversidad de los participantes como un valor de enriquecimiento mutuo, teniendo en cuenta la heterogeneidad del grupo destinatario y posibilitando en todo momento el trabajo cooperativo.
  • Transmitir la idea de que el tiempo de clase es tiempo de aprendizaje, de comprender, escuchar, contrastar y aprender.

Metodología docente: actividades de aprendizaje y su valoración en créditos ECTS

Las enseñanzas de postgrado tienen una serie de diferencias con respecto a la enseñanza de grado, que hacen que requiera una metodología muy particular. En concreto, el reducido número de alumnos por grupo, en comparación con el número de alumnos en las enseñanzas de grado, hace que la enseñanza sea mucho más agradecida. También debe tenerse en cuenta la finalidad de las enseñanzas de postgrado. En este sentido, la metodología utilizada debe orientarse a fomentar el espíritu crítico, el trabajo en grupo y la consulta de bibliografía especializada. Por estas razones, la metodología que se emplea en las asignaturas de postgrado del programa que nos ocupa es la siguiente:

  1. En cuanto a la forma de razonamiento: Se debe emplear un método deductivo, partiendo de definiciones o premisas y extrayendo a partir de ellas consecuencias. Esta técnica es opuesta a la inducción, que sería la empleada en una asignatura más básica, como las asignaturas de grado.
  2. En cuanto a la coordinación de la materia: Se debe seguir el método lógico, para ir desde los problemas más simples a los más complejos. No obstante, es conveniente seguir un método psicológico, más próximo a los intereses de los alumnos, para tratar de motivarlos.
  3. Según las actividades del alumno se sigue un método activo, proponiéndosele al alumno la realización de pequeños trabajos, con lo que se trata de fomentar la consulta bibliográfica y la colaboración en tareas de investigación. La labor del alumno debe estar centrada en el estudio personal, pero éste se realiza fuera de clase.
  4. Según la relación profesor-alumno, el reducido número de alumnos permite recibir una atención más personalizada por parte del profesor que la que puede darse en materias de grado.
  5. Según el trabajo del alumno: se debe compaginar el trabajo individual con la colaboración en grupo.
Para profundizar en el aprendizaje de las asignaturas del máster, se le propondrá al alumno la realización de trabajos, con lo que se pretende que profundice en los temas presentados en cada asignatura.

Los trabajos desarrollados por los alumnos deben ser expuestos en clase, con lo que se pretende el aprovechamiento conjunto del esfuerzo individual de cada alumno, la colaboración entre los alumnos en el aprendizaje y el fomento de las relaciones de grupo.

La carga docente de las asignaturas se ha medido en créditos ECTS. Se ha considerado como criterio que cada crédito ECTS equivale a 25 horas de trabajo del alumno, de las cuales 10 serán presenciales en el aula o en los laboratorios. El resto lo dedicará el alumno al estudio personal, a la búsqueda de documentación y a la realización de los trabajos propuestos en cada asignatura.

Última modificación: lunes, 28 de mayo de 2007, 17:18